lunes, 27 de enero de 2014

jueves, 23 de enero de 2014

Repasando Salento

El 2014 me pescó en la plaza central de Salento, en medio de vallenatos, niños corriendo, aroma a embutidos asados y la luz de fogatas que los turistas de cabellos claros saltaban como una valiente hazaña. Nosotros los colombianos, que crecimos con la costumbre de incendiar un muñeco de trapo lleno de material bélico, nos sorprendemos de que ya no haya pólvora y solo quede el fuego…

La quema del año viejo